Recuerda que tenemos productos que te pueden ayudar a tener una vida más sana.

¿Cómo lograr un equilibrio hormonal?

La producción hormonal puede regularse mediante una dieta balanceada.

 

Si las hormonas intervienen en diversas funciones importantes de nuestro organismo y hasta en nuestro estado de ánimo, es normal que nos preguntemos qué podemos hacer para controlar su producción y evitar ser parte de la estadística que plantea que siete de cada diez mujeres en occidente presentan cáncer de mama relacionado directamente con hábitos alimenticios. 

 


Ácidos grasos esenciales y el comportamiento de los niños

Nuestro cuerpo se compone de billones de células de distintas formas, tamaños y funciones.

En el caso de los peequeños, cuyo cerebro está en cambio y desarrollo, las grasas esenciales conocidas como Omega3, realizan funciones primordiales.

En cuanto al funcionamiento cerebral de los pequeños, estas grasas son cruciales principalmente por 2 razones, primero el balance entre omega 3 y 6, que afectan las condiciones CELULARES, procurando el balance de nutrientes, también en segundo lugar: se usan  para crear sustancias similares a las hormonas incluyendo las llamadas prostaglandinas, que se encargan de que las células esten comunicadas unas con otras, y entre esta comunicación se incluye el efecto sanador que proveen así como anti-inflamatorio.


Los trastornos de conducta y la alimentación


Es de notarse la preocupación de los padres ante este problema moderno que enfrentamos, me refiero al hecho de que se hagan diagnósticos a diestra y siniestra de niños clasificados con déficit de atención e hiperactividad. Hemos sabido de casos de escuelas en donde el requisito para aceptar a un niño es la administración del fármaco RITALIN. Y no es para quedarse de brazos cruzados, cuando hay consecuencias reales ante un mal diagnóstico y el uso de fármacos.
 


¿Conoces los trastornos alimenticios?

En gran parte, la conducta alimentaria, la podemos desarrollar gracias a la actitud que nos forman los padres hacia la comida.

Es típico ver a padres premiando a los pequeños con algún dulce o postre. Hay adultos acostumbrados a satisfacerse a través de la comida, por lo que aprendieron de pequeños.Comer es una actividad social que a veces premiamos o prohibimos.


¿Somos lo que comemos?

La preocupación de los padres ha sido siempre encontrar la manera adecuada de cumplir con sus funciones, debido a que no reciben la preparación para serlo. Las madres son quienes se encargan, y son ellas quienes deciden, por ejemplo, la alimentación de sus hijos, planeando según lo que les dicta su propia experiencia, por lo que a menudo no hacen lo más adecuado para la edad y necesidades de sus hijos. Esto ha hecho indispensable cuidar la dieta de los niños y analizar si el nivel de nutrición es el adecuado para su edad y desarrollo.